+
Pasan los años y ya Upa y el Mochila son personas mayores, tienen una gran parte de su vida recorrida y con distintos matices. Upa en su país ha logrado tener un buen pasar y una estabilidad económica; el Mochila en su país vive como siempre.

Reencuentro


Upa y el Mochila se reencuentran

  • Upa en el país del Mochila

Nuevas vivencias de Upa y el Mochila

Jorobado de Notre Dame
Jorobado de Notre Dame

Pasan los años y ya Upa y el Mochila son personas mayores, tienen una gran parte de su vida recorrida y con distintos matices.

Upa en su país ha logrado tener un buen pasar y una estabilidad económica; el Mochila en su país vive como siempre, con las limitaciones normales de persona  con pocas habilidades naturales para trascender en cualquier ámbito.

Upa decide hacer una fiesta de cumpleaños como su buen pasar lo indica y  recuerda a  su amigo de la niñez, lo ubica en su país y lo invita a la fiesta, por supuesto el Mochila le dice de sus limitaciones económicas para trasladarse, pero Upa le envía pasaje para él y su esposa y con todos los gastos pagos ya que quería compartir con su viejo amigo un acontecimiento de ese tipo.

Upa
Upa

Luego de muchísimos años, el Mochila vuelve al país bananero que lo cobijó en su juventud para reencontrarse con su amigo Upa; este conoce a su mujer, aquella colegiala adolescente que el Mochila había traído del norte.

Pasada la fiesta Upa y el Mochila rememoran  sus años de juventud, pero también se confían las vicisitudes  conque la vida los ha tratado en sus respectivos países.

Upa cuenta como ha llegado a lograr su buen pasar y el Mochila cuenta su pasar y perdurar de alguna forma hasta esos días. Upa le promete al Mochila ayudarlo de alguna forma para que tenga una mejor vida ya que él está bien económicamente. 

Upa comienza por regalarle 2 departamentos y un auto al Mochila y este  ya empieza a vivir más holgado.

También le instala un negocio, pero el Mochila busca un socio y además pone un administrador y entre todos  pensaban  que Upa era  alguien de dinero que debía mantenerlos anduviera bien o mal ese negocio, se turnaban entre el Mochila y el socio para ir 2 veces a la semana cada uno  y dejaban al administrador  que se quedara con las pocas utilidades que podría dar el negocio.

Upa se  fue dando cuenta  que el Mochila no quería trabajar, no tenía otras intenciones que las de seguir viviendo como a él le gustaba, aprovechándose de amigos como Upa, de algún pequeño trabajo de mandadero, de limosnas  o bien de su taréa  de bufón, acompañando amigos  y cobrándoles por su compañía y  contando chistes poniendo la mejor cara para la ocasión.

Storyteller
Storyteller

Pero el Mochila como dije,  también es un tipo de suerte, a pesar de no cumplir con años de servicios, logra obtener una jubilación mínima, a la vez , un amigo de dinero  le hace ganar unos pesos extras por un tiempo largo, le brinda alojamiento para él y su familia en una antigua propiedad por una suma irrisoria mensual y además lo utiliza de bufón  para sus viajes y le paga o lo utiliza para cuidarle su propiedad cuando hace  viajes donde no lo lleva de bufón y todo esto más el alquiler  de los 2 departamentos que le regalo Upa, lo hacen tener un pasar mas aliviado.

Storyteller

Participe: editorwpn@gmail.com

comparte esta página en: